Aplicación de presión a un equipo o línea de tuberías fuera de operación, con el fin de verificar la hermeticidad de los accesorios bridados o soldados y uniones de soldadura, utilizando como elemento principal el agua o en su defecto un fluido no corrosivo.

Todo equipo nuevo o reparado debe ser sometido a una prueba de presión (hidrostática). Esto nos permite:

• Determinar la calidad de la ejecución del trabajo de fabricación o reparación de la línea o equipo.

• Comprobar las condiciones de operación para garantizar la seguridad tanto de las personas como de las instalaciones.

• Detectar fugas.

PRUEBAS HIDROSTÁTICAS

Abrir chat